Vas a poder jugar 7 ecosistemas distribuidos a lo largo del globo terraqueo:

Bosque, Taiga, Desierto, Sabana, Selva, Pradera y Océano.

En el tablero de juego de cada ecosistema tienes distintas fichas con los siguientes movimientos posibles sobre las celdas adyacentes:

  • La energía se mueve sobre el productor y le da el máximo de vida.
  • El consumidor se come al productor y suma el nivel de vida de este.
  • Y el depredador se come al consumidor sumando el nivel de vida de este.

 

Productor, consumidor y depredador van perdiendo vida con el tiempo y mueren al alcanzar el nivel de vida cero. Asegúrate de que comen para mantenerse vivos. Cada vez que alguno de ellos coma obtendrás 1 punto.

 

 

 

Estarás pensando si no hay nadie que se coma al depredador, ¿como mantener el ecosistema equilibrado?. Al final, el tablero se me acabara llenando de depredadores. Para evitar esto, forma líneas de figuras iguales, consigue 10 puntos y elimina dicha línea.

Inicialmente, sólo se puede jugar al ecosistema Bosque, los demás están bloqueados. Alcanza el objetivo de puntos y consigue una estrella. Acumula estrellas y desbloquea nuevos ecosistemas.

Selecciona sobre el mapa el ecosistema de juego e indica el nivel en el que quieres jugar:

 

En el nivel avanzado, consigue los objetivos y obtén cartas de juego:

  • Carta de vida: Incrementa el nivel de vida de las fichas vivas en el valor de la carta. ¡¡Ojo!!, lógicamente no hace nada con las cartas que ya están muertas, con vida cero.

  • Carta de resurrección: Revive la celda muerta sobre la que se arroja, al nivel de vida máximo.

  • Carta de resurrección cuadricula: Revive las celdas muertas de la cuadricula 3×3 a la que se arroja.

  • Carta Bomba: Explota el tablero y todas la fichas se generan de nuevo. Mantienes tu puntuación y empiezas con un tablero nuevo