Somos cuarentones que fuimos a la EGB y creemos que para diseñar juegos para móviles no hace falta ser ni Millennial ni Friki